Guía básica para mudarse al campo

Ante todo, esto es una guía básica para mudarse al campo. Para emprender el camino de la ciudad al campo. Hay aspectos que puede que no te gusten o los veas innecesarios. Pero explicamos esto desde la perspectiva de cómo vivir en el campo después de estar en la ciudad y no a la inversa.

¡Tú eliges que quieres perder y qué quieres ganar!

Mudarse al campo
Imagen de Felix-Mittermeier.dePixabay

Lo primero que debes evaluar es lo que realmente quieres, ya que según tus preferencias debes elegir una zona u otra. No es lo mismo vivir en el pueblo que en el campo. 

Haz una lista de lo que por obligación necesitas, es decir si tienes hijos, tendrás que tener presente que necesitarás una escuela. Etc…

Si no tienes un huerto bien construido que ya dé fruto, ten en cuenta que necesitarás durante un tiempo algún lugar donde vendan comida, ya sean puestos, mercadillos, mercado o supermercado.  A no ser que te aprovisiones de una buena despensa. 

Y después haz una lista de lo que realmente estás buscando: tranquilidad, estar con la naturaleza, aislado, en conjunto de otros vecinos, un pueblo, un bosque, las montañas etc

Decidas lo que decidas deberás investigar la zona,  ya sea el bosque, el campo o el pueblo, lugares donde poder coger agua, los tipos de terreno que hay, que animales de granja puedes tener, las leyes que pueda haber en esa zona.  Además de los animales salvajes que puedas encontrarte. Y las normas.

España el lobo está protegido y los jabalíes y corzos no puedes matarlos (aunque te destrozen la propiedad) se te cae el pelo de la multa que te pongan. 

Casas inglesas de pueblo
Imagen de Harry Burgess en Pixabay

Al mudarse al campo tendrás que evaluar los impuestos de la propiedad o del terreno, el tipo de electricidad y el tipo de agua.  Si que es cierto, que depende de zonas de España, puedes pedir al ayuntamiento casas o cabañas prestadas. Eso te supone un menor gasto aunque no te da la fiabilidad de que sea tuya al 100%

Las casas de pueblo

Las casas del campo son grandes y muchas de ellas no tienen calefacción ni radiadores eléctricos.  

Mantener una casa caliente en pleno invierno va a ser muy costoso, sobretodo teniendo niños si decides poner calefacción eléctrica, suelo térmico, o un calentador con radiadores… ten en cuenta el coste que va a suponer cada año. 

Otra opción son las casas que tienen una chimenea, ten en cuenta que también conllevan un gasto.  Deberás acumular madera en verano para poder usarlo en invierno.  

Chimenea en la casa o no

*Hoy en día para mantener las chimeneas, se usa madera, periódicos, cartones de huevos, cajas de cartón, etc. 

Si compras una casa con muebles de madera, (y no los quieres) siempre puedes venderlos o lijarlos para quitar pinturas y barnices, trocearlos y usarlos para leña. 

Pero ten presente que mantener una chimenea al mudarse al campo también conlleva sus gastos y un esfuerzo (nuevo)  si lo haces tú solo.

*Las chimeneas deben limpiarse por dentro y mantenerlas.

Los cambios urbanos y el ahorro del dinero

Vas a usar el coche para un montón de actividades si de verdad vives en mitad del campo o del bosque. Ya que tendrás que desplazarte a ciertos lugares y solo podrás usar el coche. (Quizás tengas que ir a correos, un supermercado, una visita … )

Realmente al mudarse al campo o a las afueras de los pueblos, podrás ir andando a casi todos los lugares.  Y tú podrás decidir cuánto quieres usar tu coche, donde y para qué. 

Es cierto que viviendo en el campo vas a gastar menos dinero porque no vas a estar pendiente de rebajas, de ofertas, de cervezas, cenas en restaurantes, fiestas de la zona, etc.

Incluso las navidades serán más sencillas y menos abundantes en regalos. Los cumpleaños y las fiestas en general también.

Y todo esto hará que puedas mantener el coche sin problemas, ya que al ser el medio más utilizado para desplazarte y no gastar en exceso como hacemos en las ciudades, tendrás suficiente dinero ahorrado. 

En el campo no se regala nada. Se lucha por el sustento propio todo el día.

Defender ganado, gallinas y colmenas, tener pericia en la huerta para atajar el daño de bichos y topos (a veces ni aún con la experiencia se puede lograr). Se está a merced de la naturaleza y ésta no es piadosa ni hace distinciones: el granizo anula toda posibilidad de cosecha o de trueque con los vecinos

Hay que ser previsor y tener siempre comida en conserva, para poder capear estas situaciones (sobretodo donde el invierno sea duro). El ayuno está bien cuando lo hacemos por voluntad, no a la fuerza

Es importante tener esto claro porque comemos 3 veces al día mínimo…

No hay plan B. No hay un supermercado, donde está todo en bandeja (literalmente😅). Tampoco un ambulatorio cerca, o que tenga atención continua.

Dependemos de nuestros conocimientos y experiencia. 

Es importante ser conscientes del medio al que vamos a ir, siendo realistas en cuanto a nuestras habilidades. Fontanería, electricismo, soldadura… La lista es larga.

Ayúdanos a seguir escribiendo día tras día

Puedes ayudarnos preparándote con nosotros a través de la tienda online o haciendo una donación. Gracias a tí podemos mantener el blog sin anuncios ni patrocinios de terceros.

Gracias Lobo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra