Sistema de filtración de agua de pozo

En esta nueva entrada vamos a explicar cómo hacer un sistema de filtración de agua de pozo casero. Para poder recoger el agua más limpia. Es importante saber qué es recomendable evaluar el agua cada mes y usar filtros de agua por seguridad. En caso de que sea el agua de tu propio pozo, puedes filtrar el agua con filtros de carbón para eliminar los parasitos y las bacterias que pueda haber. Y si coges agua del rio, lo mejor es que uses un filtro de cerámica, ya que duran mucho tiempo, se filtran miles de litros y además eliminan bacterias, parasitos y virus.

Kit depura y potabiliza +50.000L de agua

Materiales que necesitas:

  • Deposito de agua con grifo incorporado
  • Recipiente de uso alimenticio
  • Carbón
  • Ceniza
  • Arena natural
  • Grava fina
  • Grava gruesa
  • Cantos rodados
  • Tela algodón puro o lino puro 100% natural
  • Algodón natural orgánico en bolsa
  • Pastillas potabilizadoras (OPCIONAL)
  • Filtro cerámico (OPCIONAL)

Construcción del filtro a gran escala

Nosotros vamos a enseñarte un deposito de agua fabricado con grado alimenticio. Este deposito que ves a continuación puede darle el sol, tocar el agua de lluvia y la nieve porque gracias al material del que esta realizado no absorbe nada del exterior. Aunque es recomendable que este semi-protegido para que dure años. El deposito que vosotros escojáis debe tener un grifo en la parte baja para poder recoger el agua que va filtrando. Eso es muy importante en el sistema de filtración de agua de pozo casero.

Barril filtro natural

Una vez tengamos el deposito o el bidón de almacenamiento, verteremos un poco de agua para ver si el grifo funciona a la perfección. Si todo funciona correctamente, pasaremos a crear el filtro.

En la parte interior es recomendable colocar una malla fina para que el algodón no obstruya el grifo. Esta malla puede ser de algodón tejido natural o una gasa medica grande sin esterilizar. Además de colocar una capa de piedras pequeñas o grava gruesa cerca de la boca interior del grifo.

Una vez que has realizado un pequeño muro/rodeo en la boca interior del grifo, debes cubrir la superficie del bidón con tela de una capa y bolas de algodón. Estas pueden ser de unos 5-6 cm de diámetro.

Encima del algodón debes colocar una capa colmada de cantos rodados o de grava gruesa. Seguidamente debes colocar una capa de grava fina doble, una capa de ceniza doble y una capa doble de arena fina. Ahora debes colocar la tela de lino o algodón, encima una capa de carbon natural y posteriormente cubrirlo con una capa de tela. Este paso es importante, es como si hicieras una almohada de carbon activo. Y ya, como guinda del pastel puedes colocar una capa de hojas secas.

  • OJO El algodón y el lino es sumamente importante que sean orgánicos y naturales. Nada de tratamientos químicos.
  • Antes de utilizar las telas, es importante meterlas en agua hirviendo durante al menos 10 minutos.

Primeros pasos con los materiales naturales.

Carbón activo

Hay dos opciones para limpiar los materiales antes de obtener el agua limpia.

Primero puedes lavar los materiales por separado usando solo agua. Y una vez secos, proceder a montar el filtro.

Por otro lado puedes montar el filtro desde un principio y dejar pasar el agua durante 15 o 20 minutos. Al principio saldrá el agua con restos minúsculos de diferentes colores. No pasa nada, ya que puedes recoger el agua con un cubo y usarlo para regar, para llenar el filtro, echarlo al pozo….etc Ya que estos restos son orgánicos y no químicos.

Los cantos rodados o la grava gruesa pueden ser piedras de rio canteadas. No te preocupes si coges unas pocas ya que al ser naturales la naturaleza y el rio harán su función y aparecerán mas. El carbón lo puedes hacer tu mismo de arboles caídos en el bosque o en tu propiedad. Para hacer carbon es importante que no tales arboles. El carbon y la ceniza son diferentes, aunque el proceso pueda parecer el mismo.

Es importante recalcar que este agua no es 100% potable, pero aun asi, está mucho mas limpia y purificada que coger el agua del pozo directamente. Si aun así no estas seguro de beber del agua filtrada… Siempre puedes añadir al bidón de agua una pastilla potabilizadora donde vayas a recolectar el agua para tomar. Y si finalmente usas las pastillas potabilizadoras te aseguras que ese agua puedes almacenarla por mas de seis meses sin tener que filtrarla de nuevo.

Cambiar el carbón del filtro

En este sistema de filtración de agua de pozo es recomendable cambiar el carbón cuando después de un tiempo el agua sale con alguna partícula negra. Por ejemplo si usamos un bidón de unos 20 litros, tendremos que cambiar el carbón cuando sobrepase los 8.000litros de agua filtrados. Ahora, depende de la cantidad de carbón qué uses. Si usas un bidón de 50 litros entonces aproximadamente tendrás que cambiar el carbón cuando pases los 20.000 litros de agua.

Es importante que una o dos veces al año, dejes de usar el Sistema de filtración de agua de pozo, lo dejes secar y retires todo. Así podrás cambiar las capas mas delicadas como la arena, la ceniza, la gravilla fina, el algodón y la tela.

  • Puedes usar de nuevo la gasa y las telas si las lavas, las dejas secar y por ultimo las metes en agua hirviendo.

Esperamos que te haya gustado esta entrada, si te apetece seguir aprendiendo a construir filtros para purificar agua, te invitamos a leer Agua de lluvia purificada ¿Por qué?

Si te gusta nuestro trabajo puedes prepararte con nosotros directamente a través de la tienda online o donando directamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra