Como hacer un saco de semillas

Los sacos térmicos o sacos de semillas están realizados manualmente con productos 100% naturales. Suelen usarse para el dolor muscular, dolores menstruales, dolores de cabeza, dolores óseos y para entrar en calor. Muchos de estos sacos se perfuman con aceites esenciales naturales o con plantas secas naturales.

Materiales a necesitar para hacer el saco de semillas:

  • Tela 100% de algodón o lino
  • Semillas de trigo o cereza
  • Plantas naturales o aceite esencial (opcional)
Como hacer un saco de semillas

Procedimiento:

Escoge una tela de 60 cm de largo por 40 cm de ancho para hacer un saco de 30×20 cm. Cose todos los extremos excepto uno, añade las semillas limpias y secas y llena una cuarta parte del saco si quieres que sea moldeable. O llena el saco entero si prefieres que sea rígido.

Una vez tengas el saco lleno a tu gusto pon velcro en el lado que falta o cóselo definitivamente. Si añades plantas naturales es mejor que las coloques en medio del saco, 2 cucharadas soperas será suficiente.

Si en cambio prefieres añadir aceite esencial natural, entonces te recomendamos que coloques dos gotas en una funda que debes hacer para el saco. Así podrás usar todos los aceites esenciales que quieras sin estropear el saco de semillas.

Como calentar o enfriar el saco de semillas

  • Para calentar el saco de semillas es importante que se coloque en forma vertical en el microondas y solo durante 60-90 segundos. Cuando lo hayas usado cuatro veces seguidas es recomendable que pulverices con agua el saco.
  • Para enfriarlo solo tienes que dejarlo 15 minutos en el congelador o 40 minutos en la nevera.

Consejos para el saco de semillas

  • Si el saco se te ha mojado es recomendable secarlo al sol durante 3-6 horas o hasta que este 100% seco. Si el sol no calienta suficiente, es importante que vayas calentando poco a poco el saco en el microondas dejando que entre un uso y otro se enfrie por completo para que no se queme.
  • Para que el saco no produzca invitados no deseados, es importante que lo calientes al menos al principio y al final de cada mes y que este lejos de la humedad.
  • Si vas a usar continuamente aceite esencial en el saco, debes crear una funda aparte donde incorporar el aceite y no calentarlo.

Esperamos que te haya gustado esta entrada, si te apetece seguir aprendiendo a ser autosuficiente te invitamos a leer Usos del papel de aluminio en la supervivencia

Si necesitas productos de calidad no dudes en adquirirlos en DeSupervivencia, ya que nos ayudas a seguir luchando y escribiendo.

Si te gusta nuestro trabajo puedes prepararte con nosotros directamente a través de la tienda online o donando directamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra